Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

En un momento en el que la tecnología móvil ha alcanzado un grado de democratización nunca visto, los detalles y el cuidado hacia los usuarios, efectivos o potenciales, son clave para ganarse su confianza y captar su atención. Honor es un ejemplo de trabajo enfocado precisamente en esta tarea, haciendo valer los elementos que logran que sus gamas de smartphones destaquen por sus propuestas de valor.

Las claves para satisfacer a una audiencia tan exigente como los nativos digitales pasan por un cuidado diseño, con elementos estéticos como el Aurora Glass de algunas de las tonalidades del Honor 10. O por el uso de tecnología de vanguardia y útil, como la recientemente presentada GPU Turbo que acelera el rendimiento gráfico hasta un 60% y reduce el consumo del SoC un 30%.

Para satisfacer a los nativos digitales es preciso tanto un diseño cuidado como una tecnología de vanguardia

No olvidamos tampoco la funcionalidad al servicio de la creatividad y el ocio y un posicionamiento ajustado a los presupuestos de una audiencia joven que busca calidad, pero no a cualquier precio y que, además, está familiarizada con la compra a través de Internet. Estas son las piezas que Honor encaja en cada modelo que diseña, prueba y comercializa.

Honor identifica tendencias e incluso las crea cuando piensa en sus próximos smartphones y los elementos tecnológicos y de diseño que los caracterizan. Es el caso, por ejemplo, de la Inteligencia Artificial, adoptada ya en el Honor View 10 y ratificada en el Honor 10. Otro tanto de lo mismo sucede con diseños como los formatos todo pantalla y con relación de aspecto de hasta 19:9 como en el caso del mencionado Honor 10, con el objetivo de maximizar la relación pantalla-cuerpo.

Gamas diferenciadas y con personalidad

Honor trabaja para facilitar a los usuarios la elección del terminal que mejor se adapte a sus necesidades, con una progresión clara que alinea perfectamente precio, tecnología, diseño y funcionalidad. Eso sí, partiendo de unos mínimos suficientes para que los usuarios puedan hacer un uso honesto de su smartphone. Y llegando a unos máximos en los que se aúnan las funcionalidades y tecnologías propias de un flagship con precios a la medida de un perfil de usuario joven y consciente de su economía.

Las series N, V, X y Lite cuentan con modelos de referencia tales como Honor 10, Honor View 10, Honor 7X u Honor 9 Lite, respectivamente. No se trata únicamente de integrar componentes como el procesador, la memoria, la cámara o la pantalla; se trata de hacer que tengan sentido y ofrezcan una funcionalidad robusta, divertida y con continuidad en el tiempo.

Tecnología útil

Los procesadores están al servicio de un nivel de exigencia creciente a medida que los usuarios busquen modelos más solventes. Las cámaras ofrecen posibilidades creativas más diversas y con calidades progresivamente más altas para todo tipo de usuarios: desde los fotógrafos casuales y amantes de selfies hasta los fotógrafos que aprecian la nitidez de una óptica monocroma detallada y elegante pasando por los que gustan de efectos creativos como el desenfoque del fondo.

La IA aplicada a la fotografía reduce el tiempo que necesitamos para hacer una foto, y la capa EMUI contribuye a que estas posibilidades creativas sean fácilmente accesibles y de un modo ágil. Los Honor View 10 y Honor 10, por ejemplo, cuentan con tecnología para acelerar las apps de IA a través de su NPU (Unidad de Procesamiento Neuronal).

La carga rápida es otro elemento que Honor integra en muchos de sus modelos de smartphones: SuperCharge es capaz de cargar más de la mitad de la batería en menos de media hora, por lo que la autonomía dejará de ser una carencia aparente. Es una tecnología muy útil, especialmente en modelos como los de la serie V, con capacidades elevadas de batería.

La tecnología ha mejorado en muchos apartados, pero la autonomía está limitada por la propia naturaleza química de las baterías. Esto impide que haya innovaciones radicales en cuanto a su duración, aunque no así en cuanto a tiempos de carga.

Son terminales vivos en tanto en cuanto Honor va añadiendo mejoras tan pronto como se descubre una forma de sacar más partido a la tecnología

Además, la estética acompaña a la tecnología con gamas tonales variadas, diseños industriales atractivos y ergonómicos y materiales de calidad. En cuanto a la ergonomía, el reconocimiento facial se suma al desbloqueo por huella dactilar para facilitar el acceso a la interfaz sin comprometer la seguridad o la funcionalidad.

Son solo algunos ejemplos, pero en el fondo todo se reduce a lo mismo: se trata de sumar y de pensar qué es mejor para los usuarios de los terminales Honor. Sin ir más lejos, el Honor 7A es el smartphone más accesible con desbloqueo facial. Y el Honor 10 añade un sensor de huellas ultrasónico que reconoce la huella incluso con el dedo mojado.

Son terminales vivos, en tanto en cuanto Honor va añadiendo mejoras tan pronto como se descubre una forma de sacar más partido a la tecnología. Es el caso de GPU Turbo, recientemente presentada y capaz de incrementar el rendimiento de los terminales hasta un 60% en juegos reduciendo el consumo al mismo tiempo un 30%. Precisamente, el gaming es una de las actividades que Honor cuida en sus propuestas, con terminales como el Honor 8 o el Honor 7X.

Un trabajo reconocido

Este trabajo está dando sus frutos en forma de una comunidad creciente de usuarios hasta llegar a ser más de 100 millones en los más de 74 países y regiones del mundo donde Honor tiene presencia. Esta audiencia, además, se interesa de forma activa por las actividades de la marca participando en los eventos que organiza alrededor de sus lanzamientos y eventos.

En Rusia, Honor se ha convertido en la segunda firma de smartphones tras 13 meses en el tercer puesto. En India, ha crecido un 300% durante la primera mitad del año 2018 y, en Europa, ha aumentado un 200% en el Reino Unido y nada menos que un 500% en España.

La red de servicio y soporte acompaña a la filosofía de Honor y a sus usuarios, que también está apoyada por la participación en eventos con los que se identifican estos, como conciertos, festivales, eSports o los movimientos culturales relacionados con el diseño o la moda. Todo ello hace que terminales como el Honor 10 hayan vendido más de tres millones de unidades en tres meses.

Una audiencia joven y exigente

El eslogan de Honor, “For the Brave” (para los valientes), resume la identidad de sus terminales, diseñados para ser usados en los momentos de ocio, de trabajo o para relacionarse y comunicarse a través de redes sociales. Su audiencia está integrada por nativos digitales, usuarios exigentes que rápidamente son capaces de detectar si un smartphone sirve o no sirve a sus propósitos.

Estos “valientes digitales” no dudarán ni un momento en cambiar de terminal si no está a la altura, lo cual supone un reto para los fabricantes. A la vista de la aceptación que Honor está teniendo, parece que está haciendo bien su trabajo. Independientemente de su precio o tecnología, modelos como Honor 9 Lite, Honor 10 u Honor 7X se muestran sólidos y sin debilidades aparentes.

A medida que se descubren sus posibilidades y elementos tecnológicos y de diseño, se llega a un punto de equilibrio que encaja dentro de las expectativas de los usuarios que se acercan a los terminales Honor. Su repertorio no es extenso, con apenas 10 modelos que van desde poco más de 100 € hasta poco más de 450 €. Pero con estos equipos se cubren las necesidades de una audiencia variada, amplia y juvenil. Entre estos dos extremos se encuentran opciones bien diferenciadas, lo cual facilita la elección del terminal.

Este repertorio, selecto y diferenciado, encaja perfectamente con un modelo de negocio que gira alrededor de Internet facilitando la elección del modelo que mejor se adapte a lo que se busca, yendo al grano y con mensajes claros y específicos para cada familia y modelo.

Tenemos desde 2 GB + 16 GB y procesadores básicos hasta 6 GB + 128 GB y SoCs con aceleración para IA. Hay igualmente cámaras simples y duales con tecnologías fotográficas para fotógrafos ocasionales o profesionales. Encontramos móviles óptimos para jugar al máximo rendimiento o con el foco puesto en las redes sociales y el acceso a Internet.

Honor va cumpliendo etapas con el foco puesto en sus usuarios jóvenes, exigentes y conscientes de que la tecnología es un medio para divertirse, comunicarse y trabajar sin renunciar a la estética y el diseño.